PsiMed - Centro Clínico Médico Psicológico / Edificio Médico Alcántara

ESPECIALIDADES

TRATAMIENTO DE LAS DISFUNCIONES SEXUALES

 

El tratamiento de las disfunciones sexuales ( DS ) que en adelante abreviaremos con la sigla (DS), con modelos de intervención mixtos e integrativos (medicamentos, farmacología y técnicas psicológicas) es una de las esperanzas para el cambio y eficacia en este tipo de trastornos.


Se llama trastorno sexual a cualquier impedimento ya sea de orden físico, psicológico y social que impida o dificulte la realización y disfrute de la actividad sexual en cualquiera de las fases que componen la respuesta sexual. Por tanto, la respuesta sexual, podría definirse como “toda actividad caracterizada por presencia de activación cortical y medular en el sistema nervioso, la cual se correlaciona con el fenómeno de tumescencia (Fase de Excitación y Meseta);     de contractibilidad muscular, lisa y estriada ( Fase Orgásmica ) y un fenómeno de detumescencia -tanto a nivel genital como extra genital- (Fase Resolutiva). Por tanto, cuando hay una alteración de alguno/s de estos factores se establece un desorden de funcionamiento lo cual afecta a algunas o todas las características de la respuesta sexual, produciéndose entidades públicas como Disfunción Orgásmica, Disfunción Eréctil, Vaginismo, entre otras.

 

Cuando hay un desorden del funcionamiento o alteración a nivel del Tiempo de Funcionamiento Sexual (Intervalo que pasa entre el inicio del Proceso de Activación de la Situación/Estimulo Sexual, hasta que concluye la respuesta sexual), el intervalo de tiempo se hace especifico bien sea muy corto o muy largo estableciéndose entidades clínicas como la Eyaculación rápida o el Orgasmo retardado. Una de las formas de referencias clínicas que hacemos uso actualmente a las distintas clasificaciones de los trastornos sexuales es la proveniente del DSM-IV (manual de desordenes) que los clasifica en cuatro grupos:

 

- Disfunciones Sexuales

- Trastorno de la identidad sexual o transexualidad

- Parafilias o desviaciones sexuales

- Otros trastornos sexuales no especificados.

 

En nuestro sitio WEB la Psicología como ciencia se referirá al Diagnóstico y Tratamiento de las Disfunciones Sexuales tanto femeninas como masculinas. Entendiéndose por Disfunción Sexual a la alteración del deseo sexual, por cambios psicofisiológicos en el ciclo de la respuesta sexual y por la provocación de malestar y de problemas interpersonales (DSM-IV-TR; APA, 2000). Las Disfunciones Sexuales comprenden trastornos del deseo sexual, trastornos de la excitación sexual, trastorno del orgasmo, trastornos sexuales por dolor, trastorno sexual debido a una enfermedad médica y trastorno sexual inducido por sustancias.

 

Es así, como comenzaremos a “conocer” algunas de ellas:

 

 

DESEO SEXUAL HIPOACTIVO

 

Los individuos con este trastorno sexual trastorno experimentan ausentes o disminuidos considerablemente el apetito sexual separado de cualquier otro trastorno mental.


Criterios  diagnósticos: DSM IV-TR
A. Deficiencia persistente o recurrente (o ausente) fantasías sexuales y deseo de actividad sexual., El juicio de deficiencia o ausencia debe ser efectuado por el clínico, teniendo en cuenta factores que afectan el funcionamiento sexual, como la edad y el contexto de la vida de la persona.
B. La alteración provoca malestar acusado o dificultades interpersonales.
C. El trastorno sexual no se explica mejor por otro del Eje I trastorno (excepto otra disfunción sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo, una droga de abuso, un medicamento) o una enfermedad médica .


Especificar tipo: Tipo permanente
                            Tipo  Adquirida
                            Tipo Generalizado
                             Tipo Situacional

 

Especificar: Debido a factores psicológicos
                    Debido a factores combinados


La característica esencial de este tipo de disfunción es la deficiencia de fantasías sexuales y de deseos de actividades sexuales. Esta alteración provoca ,malestar acusado o dificultades interpersonales; esta “baja” de fantasía provoca un antes y  un después en la vida de uno/a  mismo/a  o con la pareja.

Se deben cumplir a lo menos el criterio A y B.

 

 

TRASTORNO DE LA EXCITACIÓN SEXUAL

 

Criterios  diagnósticos: DSM IV-TR
A. Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener la respuesta de lubricación propia de la fase de excitación, hasta la terminación de la actividad sexual.
B. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.
C. El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.


Especificar tipo:
De toda la vida Adquirido


Especificar tipo:
General Situacional


Especificar:
Debido a factores psicológicos 
Debido a factores combinados

 

Las Respuestas Sexuales suelen ser más complejas que cumplir con un indicador , no hay patrones rígidos; habría que cuestionarse ¿desde dónde “parte” la sensación de excitación?...En las mujeres ,las respuestas son muy diversas..Una cosa es la “excitación fisiológica” pero , otra es la percepción de la “cualidad de la excitación subjetiva”. Por tanto, la carencia de “excitación subjetiva” puede ser un factor muy sensible y vulnerable para algunas mujeres. Inclusive resulta en ocasiones difícil separar en muchos casos las dificultades de excitación de las de consecución del orgasmo  femenino.


Revisemos algunos cambios fisiológicos en la Fase de Excitación en las mujeres:

- Lubricación vaginal.

- Concentración muscular involuntaria.

- Incremento de la tasa cardiaca.

- Incremento de la presión arterial.

- Aumento del tamaño del clítoris (cabeza  y brazos del clítoris).

- Aumento del tamaño de los pechos.

- Hinchazón areolar.

- Rubor sexual que se extiende desde el esternón y la zona superior del abdomen al pecho.

- Aumento de tamaño y elevación del útero y cuello uterino con aparición de contracciones rápidas e irregulares.

 

Disfunción excitatoria en la mujer:

Mecanismo disfuncional:

- La Ansiedad opera produciendo una visión de espectadora de la ejecución propia y del otro, estropeando el curso natural de la respuesta sexual.

- La valoración de lo que está sucediendo, es decir, la “cualidad subjetiva” de la experiencia sexual y la evaluación del desempeño propio y del compañero/a sexual, parece desconectar el deseo a accionar de modo de modificar los patrones de estímulos.

 

Contenidos a la base:

- Suponer que la curva de excitación es siempre ascendente

- El patrón genérico de creer que la pareja sabrá estimularme

- Dificultad en hacer peticiones sobre “mejoras” en la estimulación/habilidades de negociación sexual.

- El “deber de brindar satisfacción al otro” como mandato que no respeta los tiempos y tipos necesarios de estimulación.

- Desconocimiento de patrones de estimulación genital para la vasocongestión pélvica, dilatación vulvar y lubricación.

 

VAGINISMO

 

 

El diagnóstico se establece a menudo durante las exploraciones físicas ginecológicas de rutina, cuando la respuesta al examen pélvico es una contracción de la abertura vaginal. Sin embargo, en algunas mujeres el vaginismo aparece sólo durante la actividad sexual, pero no durante la exploración ginecológica.


Criterios  diagnósticos: DSM IV-TR
A. Aparición persistente o recurrente de espasmos involuntarios de la musculatura del tercio externo de la vagina, que interfiere el coito.
B. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.
C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (p. ej., trastorno de somatización) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una enfermedad médica.


Especificar tipo:
De toda la vida Adquirido


Especificar tipo:
General Situacional


Especificar:
Debido a factores psicológicos 
Debido a factores combinados


El vaginismo puede instalarse tempranamente con los primeros intentos o relaciones reales de coito. Se asocia a traumas o restricciones sexuales. Algunos especulan que este trastorno se produce por la existencia de un “reflejo aprendido” en la que se ha asociado una experiencia de dolor (físico o subjetivo) o de una amenaza-daño a una situación de relación sexual. Por tanto, la ansiedad opera produciendo una contracción del tercio inferior de la vagina que muchas mujeres no pueden evitar.


Pero, ¿qué contenidos psicológicos podemos encontrar a la base de este trastorno?:

- Fantasías de dolor o daño.

- Sistema de valores sexuales represivos ò doctrinas religiosas ortodoxas en la infancia.

- Represión ó castigo en la adolescencia de la investigación exploratoria.

- Experiencias reales negativas traumáticas/ abuso ó violación.

- Fobia al embarazo.

- Desconocimiento ó ignorancia respecto a la anatomía sexual.

 

DISFUNCION SEXUAL ORGÁSMICA

 

La disfunción orgásmica es una inhibición de la fase orgásmica del ciclo de respuesta sexual. Es una patología en la pareja a nivel del Factor Método de la fase Situación/Estimulo Sexual, caracterizado por la incapacidad que tiene uno de los miembros de la pareja de completar su respuesta sexual, es decir, de eyacular o alcanzar el orgasmo durante el coito. Se cree que <la ansiedad> por el desempeño es la causa psicológica más común de los problemas orgásmicos.


En algunas mujeres que solían alcanzar orgasmos con regularidad, pero que no lo logran actualmente el trastorno podría estar relacionado por conflictos con su compañera/o, o con falta de acercamiento emocional, lo que también podría hacer que disminuya su deseo sexual .Dada estas diferentes formas de manifestación de respuestas sexuales, surge la pregunta inevitable;¿qué es el orgasmo?.


Es una vivencia subjetiva del individuo. Fisiológicamente, puede decirse que el orgasmo se produce de cierto grado de excitación de los músculos vaginales los cuales se  contraen y provocan contracciones espasmódicas y rítmicas. Pero, además. Participan otros músculos como los de la cara, manos y hasta los de los pies. El ritmo cardiaco se aselara, el respiratorio también, la piel se enrojece y se cubre de sudor…….sin embargo, es importante resaltar que cada mujer tiene una capacidad orgásmica diferente: para muchas obtenerlos es casi un correlato impredecible de la relación sexual; para otras es más importante sentir el contacto corporal, para algunas un solo orgasmo es suficiente y, en cambio, existen muchas mujeres que son multiorgásmicas.

 

Criterios  diagnósticos: DSM IV-TR
A. Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que desencadena el orgasmo. El diagnóstico de trastorno orgásmico femenino debe efectuarse cuando la opinión médica considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la que correspondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida.


B. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.


C. El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otro trastorno sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.


Especificar tipo:
De toda la vida Adquirido


Especificar tipo:
General Situacional


Especificar:
Debido a factores psicológicos 
Debido a factores combinados.

 

La percepción de la respuesta orgásmica varía según la intensidad, la duración, la cantidad, el grado de excitación, el cansancio y las tensiones previas; si uno está de buen o mal humor, etc. Se podría decir, entonces, que hay distintas cualidades de percepción del orgasmo por lo cual, no todos los orgasmos serian vividos de la misma manera. El orgasmo es como una sensación de plenitud, placer infinito, máxima excitación incontrolada y que “despierta” todas las fibras del cuerpo.

 

En el caso de los hombres cuando sienten este tipo de trastorno, no consiguen llegar al orgasmo durante el coito, pero si con otros tipos de estimulación, por ejemplo manual u oral. Sin embargo el hecho de que no exista orgasmo no significa que no exista excitación ni cierta sensación subjetiva de placer, sino que la persona no experimenta el máximo placer que espera conseguir con la relación sexual. La característica más importante del trastorno orgásmico masculino es la ausencia o retraso, persistente y repetido en el tiempo, del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal.

 

Advertencia importante
Es preciso explicitar que no todas las personas que se identifiquen con estas descripciones realizadas en estas páginas de información pudiesen padecer de estas Disfunciones Sexuales. Si usted tiene alguna duda acerca de los problemas que experimenta pueden ponerse en contacto con nosotros para que un sexólogo/a o una psicóloga/o de nuestro equipo evalúe su caso, aclare sus dudas y le asesore al respecto.

 

 

 

 

Edificio Alcantara - Av. Apoquindo 4100 of. 302 - Teléfonos: 785 64 58 - Consultas: institutodeurologia@yahoo.com